martes, 10 de febrero de 2009

El ecosistema





















UNIVERSIDAD RAFAEL URDANETA
VICERECTORADO DE INVESTIGACION Y POSTGRADO
DIVISION DE POSTGRADO
ESPECIALIDAD EN EDUCACION AMBIENTAL
PRIMER SEMESTRE
FUNCIONAMIENTO DE LOS ECOSISTEMAS
PROFESORA REYNA MORONTA

El ecosistema

Atencio, Linda C.I: 7.766.672
Barrios, Neido C.I: 5.709.597
Riera, Noleida C.I: 7.774.743
Ríos, Elio C.I: 5.851.366
Villalobos, María C.I: 9.725.528

Maracaibo, 14 de Noviembre de 2008


«Lo que me gusta de mi locura es que me ha protegido, desde el primer día, contra las seducciones de la élite; nunca he creído ser el feliz propietario de un ‘talento’; lo único que se trataba era de salvarme —nada en las manos, nada en los bolsillos— por el trabajo y la fe. Como consecuencia, mi pura opción no me elevaba por encima de nadie: sin equipo, sin herramientas, me he metido entero en la tarea para salvarme entero. Si coloco a la imposible Salvación en el almacén de los accesorios, ¿qué queda? Todo un hombre, hecho de todos los hombres y que vale lo que todos y lo que cualquiera de ellos.»
Jean-Paul Sartre – Último párrafo de su libro «Las Palabras»

"Ser blanco o negro no importa; ya por el hecho de ser humanos no podemos ser peores."
Mark Twain

Introducción
La vida es la característica o función que define a los seres vivos. La vida los categorizan a los seres vivos como tal y que desde el punto de vista de la biología es una estructura real molecular integrada, capaz de encausar la energía, sus factores físicos y químicos, para mantener una dinámica que es estable u homeostática como un todo en diferentes niveles, lo cual mantiene esa integridad y al mismo tiempo lo relaciona con su entorno, siendo capaz además de trasmitir a su semejanza dichas características estructurales y funcionales a otro ser descendiente del mismo, creando a través del tiempo una variedad de seres vivos y escenarios donde se desarrollan tan inimaginable como ingente y que se mantienen en el tiempo y el espacio.
Esto antes expresado pudiera catalogarse, según se trate del alcance a considerar, como la expresión mínima de la vida que es un ser vivo, como su nivel más básico de organización cual es el Ecosistema en sí mismo. También como una Biorregión que une los conceptos biológicos o ecológicos a través de los ecosistemas con lo geográfico o como el viejo concepto de Bioma tan discutido como a veces inentendible para las mayorías. Encierra además a la biósfera, unidad terrena de la vida, todo enmarcado dentro del gran planeta La Tierra (gran planeta por ser la base y la forjadora de la vida), su Sistema Solar, su Vía Láctea y El Universo, que este último, es el todo, el conjunto mayor, es el gran continente y que nos atrevemos a decir que es el ambiente.
La presencia de los seres vivos y su pertenencia estructural a un ente sistémico hace que debamos entender los niveles de organización desde lo más sencillo hasta lo más general o conjunto mayor, o en viceversa, según el gusto o interés del momento. Si no existen los seres vivos, es el fin de la discusión. La Tierra se ha definido que tiene cuatro mil quinientos millones de años a cuatro mil seis cientos seiscientos millones de años y que la evidencia dice que hace cuatro mil millones de años a tres mil quinientos millones de años apareció la vida (1,9), desde entonces hay Ecosistemas, Bioregiones, Biomas, Biósfera.
La humanidad apareció hace unos cinco millones de años en nuestro planeta, (más de sesenta millones de años luego que muriera el último de los dinosaurios y menos del 0,01% de la historia del planeta) (1,9), tarde para comprender de una sola vez, en forma íntegra, la organización de la vida. El filósofo Alemán Federico Nietzsche, advirtió en el siglo XIX un “divorcio entre el hombre y la naturaleza”(3), por lo cual tenemos que crear las bases para un mejor humano, que se constituya en factor que esté comprometido con el ambiente y su sociedad, todo a través de la educación ambiental. Aún tenemos un mil quinientos millones de años hasta que el centro de la tierra (medio interno) llegue a su total enfriamiento (9).
Muchos autores han tratado de definir cuál es el conjunto mayor y cuál es su alcance. En lo que todos están de acuerdo es que corresponde al ambiente el conjunto mayor, pero el alcance es difuso, confuso. En nuestra humilde opinión el ambiente coincide con el Universo o Cosmos. El Universo o Cosmos, es toda la materia, radiación, espacio, tiempo y todo aquello relevante que exista. (2)
De hecho la vida en nuestro planeta, la biósfera, el ecosistema, dependen de elementos extraterráqueos porque somos parte de todo el sistema universal. Quién puede dudar que dependemos del Sol para la vida en el planeta, siendo la energía solar base fundamental para los seres autótrofos fotodependientes, primer eslabón de las cadenas tróficas. Tampoco dudaremos de nuestra dependencia de la luna para las mareas y ciclo de cosechas. No olvidamos tampoco nuestra vulnerabilidad ante los meteoritos, que se discute fue la causa de la desaparición de los dinosaurios.
Ante esta verdad, pudiéramos ser holísticos en el enfoque y tratar de hacer un orden escalar desde el conjunto mayor, el Universo, hasta la unidad básica desde el punto de vista reduccionista, cual es el ecosistema. Las escalas luego del Universo corresponden en primeros momentos a escalas astronómicas: nuestra galaxia, la Vía Láctea, en ella está el Sistema Solar, llegando a nuestro planeta La Tierra.
Al llegar a nuestro planeta comienza nuevamente el enfrentamiento de la estratificación de la organización. En la Tierra existen los medios, expresados por la atmósfera como medio gaseoso, los mares, océanos, ríos, lagos, y humedales como medio líquido o hidrósfera, el terreno sólido continental, insular y suelo marítimo es la litósfera. Queda un medio interno incandescente y más allá de la atmósfera está el medio extraterreno o extraterrestre. No en todos los medios se puede desarrollar la vida, hasta ahora la hidrósfera y la litósfera albergan a los seres vivos, en conjunto con la parte más baja de la atmósfera. Esta pudiera ser la primera escala dentro de la Tierra, la biósfera la cual pasaremos a explicar dentro del trabajo a través de las preguntas base estas materias. La conformación y aspecto del planeta eran distintos en cada época, por lo cual se puede decir que la biósfera ha sido cambiante en el tiempo y dependiente de fenómenos atmosféricos o meteorológicos, geológicos, hidrológicos, ecológicos y astronómicos.
La biósfera generalmente no se nombra como nivel de organización, solo como la referencia del lugar en La Tierra, en sus medios, donde se desarrolla la vida. Nosotros creemos que este pudiera ser el primer nivel o escala de organización dentro del planeta. Arturo Eichler se atreve a pasar más allá y que la biósfera y los medios (atmósfera, hidrósfera y litósfera) constituye un sistema equilibrado y autorregulado, el cual llama Ecósfera (3). Dentro de las preguntas bases nos piden discutamos estos asuntos los cuales nos llevan a las evidencias literarias y científicas, agregando nuestra humilde opinión.
Luego en esta forma teórica de disecar el ambiente tendríamos, en el criterio de muchos autores, llegamos al bioma. Pero ha surgido una nueva tendencia a considerar regiones que estructuralmente están delimitadas por factores hidrológicos, orogénicos, fisiográficos, climáticos, por la vegetación o por la vida animal, incluso se extiende a otros factores antropológicos y logísticos. Este nivel de organización se le nombra Bioregión, que pudiera definirse como región con un conjunto de ecosistemas interrelacionados de tal manera que conforman una unidad sistémica, delimitada por ciertos factores determinados. Para el caso particular, nuestra Bioregión corresponde a la cuenca del lago de Maracaibo y estructuralmente en la política y la historia, corresponde a la antigua provincia de Maracaibo, de donde toma el nombre el lago.
Para terminar el desmenuzamiento del ambiente, nos referimos a su nivel básico indivisible, cual es el ecosistema, tema el cual estudiaremos en este trabajo. El humano y la humana pertenecen como población a un ecosistema, pero el establecimiento de todo un convenio de desarrollo de su vida (modelo de desarrollo), ha creado una forma abstracta de pensamiento que muchas veces termina alienándolo haciéndole concebirse como punta de la pirámide de la vida, por encima de los niveles de organización, además de dueño y señor del estado del planeta, su futuro y los confines a los cuales pueda llegar. Es difícil tratar de explicar a los exprofesos que la ciudad es un ecosistema y más bien se interpreta en la comunidad que el ambiente es el campo, las montañas, el lago, el mar, el cielo (la atmósfera).
La educación ambiental necesita que tengamos claro estos conceptos para establecer los valores que redundarán en una mejor relación ambiente-sociedad. Como dijo Rafael Pérez Clavier: “(…)Una Tierra enferma no puede producir hombres sanos(…)” (3).

El Ecosistema

1. Introducción
2. ¿Qué relación hay entre ecosistema y la biosfera?
3. ¿Qué es un ecosistema?
4. ¿Cómo está conformado un ecosistema?
5. ¿Cómo relacionar a un ecosistema, un biotopo, biocenosis, componente abiótico y componente biótico?
6. Características de los ecosistemas.





¿Qué relación hay entre ecosistema y la biosfera?
Desentrañar la relación que existe entre el ecosistema y la biosfera, pasa por un repaso de la conceptualización o definición de ambos. Harto conocido el concepto de ecosistema, menos difundido o en minusvalía entre la colectividad está el de biósfera, por lo cual escrutaremos la literatura sobre este último término.
La biósfera es un término nombrado en 1875 por primera vez por el geólogo Eduard Elric, renombrado en 1920 por el ucraniano-ruso Vladimir Verdnasky, incluso antes de la introducción en la del término ecosistema en 1935 de Arthur Tansley (botánico inglés, 1871-1955, fundador de la Sociedad Ecológica Británica) (7).
Empecemos por ir al Diccionario de Ciencias Ambientales y Desarrollo Sustentable, dice esta literatura que es la “porción alrededor de la Tierra (aire, agua, tierra) donde se producen las condiciones físico-químicas que posibilitan la vida. Ramírez y González obvian los elementos bióticos, como si se tratara del origen de los tiempos o de la vida, por lo cual es deber revisar más literatura. (5)
La biósfera, en palabras del profesor zuliano Marcelo Monnot “(…) Es una de las capas, que compone el globo terráqueo (…), no existe en todos los planetas, parece ser, un fenómeno exclusivo de nuestro planeta. Podemos afirmar, sin temor a equivocarme, que la biósfera, es un gigantesco ecosistema.”(4)
Jaime Grimaldo García casi en forma poética indica que la biósfera “es nuestra única y frágil “casa” donde es posible la vida en términos normales”, la cual se mantiene por ser un “sistema ecológico abierto” y por tener una capacidad de autorregulación o equilibrio ecológico (tanto de su estructura física como biológica) conformando un “sistema ecológico cibernético” que mantiene un orden y dinámica permanente. El segundo componente que se refiere, José Grimaldo García lo desmenuza en varios procesos fundamentales como son los flujos de energía, ciclos biogeoquímicos, la sucesión ecológica. Concluye que “el ciclo de la vida depende enteramente de la biósfera, como el único sitio vital de la humanidad, donde se dan las condiciones naturales y normales para el desarrollo pleno de la vida.”(3)
Jesús Aguilera refiere que la biósfera es una franja muy estrecha de pocos kilómetros vertical alrededor de la superficie de La Tierra con temperaturas ni tan frías ni tan calientes como para que se realicen las reacciones químicas que soportan la vida, igual refiere que la presión atmosférica no es ni tan alta ni tan baja como para lesionar las frágiles estructuras celulares. Por ello, concluye, los seres vivos ocupan zonas cercanas a la superficie terrestre y éstas son muy variadas en características. Las características hacen las diferentes formas que siguen un patrón horizontal desde el Ecuador hasta los polos. (6)
Eugene Odum y Fausto Sarmiento en una publicación definen que biósfera y ecósfera son términos equivalentes y engloban a todos los ecosistemas del planeta que “funcionan juntos a nivel global”. Luego refieren que los libros especializados en ciencias ambientales diferencian estos términos siendo la vida la biósfera (las comunidades) y la vida más los materiales inertes la ecósfera (los ecosistemas). Más adelante hacen una consideración sobre el concepto de biósfera como, “la porción biológicamente habitable del suelo, aire y agua”, el espacio de la Tierra donde pueden vivir los seres vivos, siendo que se fusiona imperceptiblemente con la litósfera, hidrósfera y atmósfera, reconociéndolas como las cuatro partes de la Tierra. En el capítulo último de la publicación de Odum y Sarmiento, sostienen que el modelo de desarrollo de la humanidad lo convierte en parásito de la biósfera. (7)
Como apreciamos, en resumen, en las diferentes consultas sobre la biósfera, se refieren a la vida: si no hay vida en alguna parte del planeta eso no es biósfera. Solo, por ahora, se conoce que esté presente en la Tierra, si no hay vida, es irrelevante y por supuesto se haga consideración que existiera ya que el concepto está relacionado con la presencia de vida.
Se recoge en la literatura también que la biósfera es el conjunto mayor de la vida y del soporte de ésta, compuesta por todos los ecosistemas del planeta y en donde ésta se puede desarrollar. Al haber una zona vertical de soporte y desarrollo de vida, con diferentes apariencias de patrón horizontal del ecuador hasta los polos. Coinciden todos que el ecosistema es parte constitutiva de la biósfera, es un subconjunto del gran conjunto llamado biósfera, por lo tanto el ecosistema es parte de la biósfera y del planeta.
La relación que vemos entre el ecosistema y la biósfera es que el primero es un subconjunto del segundo, que ambos son niveles de organización de carácter jerárquico incluido el primero en el segundo, y siendo que ambos comparten las características estructurales y funcionales, que se cumplen en el nivel básico (el ecosistema), así también en la biósfera.

¿Qué es un ecosistema?
La palabra ecosistema de una vez nos lleva a su raíz en la cual está plasmado el sistema. Acosta y Fernández citan en una obra que un sistema es un “conjunto de eventos, factores, elementos o partes interrelacionados, que forman un todo orgánico funcional, en la búsqueda de un fin, de tal suerte que cualquier cambio en uno de sus componentes y sus funciones influye en la totalidad, principio éste, básico para ejercer el control del mismo”. (8)
En el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española consultada por Internet (*) refiere que ecosistema es una comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente. Lamentablemente no es una consulta acreditada pero sirve de base para empezar el desarrollo de esta temática.
P. Ramírez y P. González optan por clasificar al ecosistema como unidad fundamental, es decir lo básico como el primer nivel jerárquico, y que comprende a los seres vivos que viven en un área lugar o determinado con los factores que son propios o característicos y las relaciones de los seres vivos entre ellos mismos y con su ambiente. (5)
El profesor Monnot también describe al ecosistema como una unidad estructural, tanto de la organización como funcionamiento de la vida, consistente tanto de “una comunidad biótica (vegetales y animales) que habitan una determinada área” como de las condiciones abióticas que lo caracterizan. (4)
E. Odum y E. Sarmiento refieren que una jerarquía es un arreglo u organización de una serie graduada en compartimentos, como “peldaños”, con “cada nivel formado por un grupo de los niveles inferiores inmediatos”. Estos autores le dan estructura a la jerarquía ecológica a través de “un conglomerado biológico que incluye a todas las poblaciones que viven en un área dada (esto es, en el sentido de una comunidad biótica)”. Esta comunidad con “el ambiente no vivo” funcionan como un sistema ecológico, esto es lo que definen ellos como ecosistema, teniendo “todos los componentes necesarios para funcionar y sobrevivir”. (7) *(http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_HTML=2&LEMA=ecosistema)

Como se aprecia la base del ecosistema es la vida expresada como una comunidad ocupante de un espacio en relación con factores no vivos. La tendencia la define como el ente funcional básico que puede subsistir en el tiempo y el espacio.





¿Cómo está conformado un ecosistema?
Como un sistema esta unidad básica de organización jerárquica natural llamada ecosistema, en forma abstracta, debe tener unas partes, factores, elementos o partes interrelacionadas (8). Pasemos a revisar los componentes que identifican los autores que conforman un ecosistema.
Monnot identifica una comunidad biótica, una determinada área que es habitada por dicha comunidad y todas las condiciones abióticas (4). Ramírez y González dejan notar que los ecosistemas tienen seres vivos, un área determinada la cual ocupan, factores diferentes a los seres vivos y las relaciones entre los mismos seres vivos y la de éstos con su entorno (5).
Odum y Sarmiento dicen que el ecosistema está compuesto por una comunidad biótica, un lugar o área dada y habitable, la energía, el ambiente no vivo y el funcionamiento como un todo. (7)
Como vemos el ecosistema tiene elementos estructurales y funcionales:
· Un conjunto de seres vivos de la misma especie que funcionan como una población y en conjunto con otras poblaciones conforman la comunidad. Karl Mobius, alemán introdujo el término de biocenosis para referirse a los seres vivos en conjunto.
· Un lugar o área a ocupar. Debería se nominado biotopo (lugar de la vida).
· Una serie de elementos abióticos. Pecaríamos de imprudentes si no expresáramos que este patrimonio de factores abióticos por cierto(as) autores es considerado como el biotopo, pero siempre habíamos entendido que topos como sufijo proviene de la raíz griega topikos que significa lugar.
· La energía.
· La interrelación entre los diferentes factores.

¿Cómo relacionar a un ecosistema, un biotopo, biocenosis, componente abiótico y componente biótico?
La relación que vemos entre el ecosistema y los elementos señalados es que los segundos son los componentes estructurales y funcionales de los primeros. El ecosistema es la vida en su expresión más elemental funcional, no redundaremos al decir que estos son componentes estructurales del ecosistema y más bien señalaremos qué papel desempeñan dentro del ecosistema.
El biotopo, según el Diccionario de la real academia de la lengua española, es una palabra derivada del latín, siendo “bio” vida y “τόπος” que significa lugar. Este elemento del ecosistema brinda un territorio o espacio vital para su desarrollo y el de sus seres vivos (4) siendo el soporte físico del ecosistema, que está caracterizado según Ramírez y González por un sustrato material (suelo, agua, etc.) y factores físico-químicos (5).
Hemos insistido que la vida marca la definición y caracterización del ecosistema, siendo la base de éste, si no existe vida no hay ecosistema. La expresión biocenosis, palabra europea que encierra el término de la vida del ecosistema, es decir a todos los seres vivos del ecosistema (5,6,7). Es decir que la biocenosis es la vida del ecosistema, los factores bióticos, los seres vivos en forma de población y las poblaciones en forma de comunidad del ecosistema.
La relación entre el ecosistema y los elementos bióticos y los elementos abióticos debemos observarla como componentes de un sistema integrado, pasemos a explicarlo. El ecosistema, como sistema que tienen “un conjunto de eventos, factores, elementos o partes interrelacionados, que forman un todo orgánico funcional, en la búsqueda de un fin” (8), en el conjunto de partes encontramos unos que son soporte para el desarrollo de la vida y otros son la vida misma. Los primeros son elementos estructurales físicos, químicos y la energía, junto con el elemento topográfico, que constituyen los componentes abióticos y los componentes con vida son los componentes bióticos, es decir los seres vivos. Quedan tanto los elementos abióticos como los elementos bióticos relacionados con el ecosistema como los componentes estructurales.

Características de los ecosistemas.
· Es el objeto de estudio principal de la ecología (4), “es el nivel lógico alrededor del cual es posible organizar la teoría y la práctica de la ecología (7).
· La primera y principal característica que pueda tener un ecosistema es que en si mismo es la vida, la vida es la característica o función que define a los seres vivos y al ecosistema. Sin la vida no hay ecosistema, de allí nuestra insistencia que la vida marca la definición y la caracterización del ecosistema, siendo la base de éste, si no existe vida no hay ecosistema. La expresión biocenosis, es una palabra europea que señala a los seres vivos del ecosistema, puede decirse que es la vida del ecosistema. (5,6,7).
· En la tónica del comentario anterior, el ecosistema es un fenómeno exclusivo del planeta la Tierra, por cuanto no se ha descubierto formas de vida en otros astros. (4)
· El ecosistema dentro de la organización de la naturaleza y del ambiente ocupa la base, siendo la “unidad estructural de organización y funcionamiento de la vida” (4). “Es el nivel de menor jerarquía que está completo”, “con todos los componentes necesarios para funcionar y sobrevivir a largo plazo” (7).
· El ecosistema pertenece a una Biorregión, a un bioma, a la biósfera.
· Es la unidad básica en donde se dan las condiciones para el desarrollo de la vida. (5)
· Es un conjunto complejo y dinámico.(5)
· Los ecosistemas son de presentación variable, según sus características y duración, de allí la diversidad de aspectos en la hidrósfera como en la litósfera en forma vertical o en el patrón horizontal desde el Ecuador hasta los polos. (4)
· La dimensión del ecosistema es variable, con límites precisos en muchas oportunidades (4).
· Los ecosistemas son sistemas abiertos, con entradas y salidas tanto de materia como de energía (7). El Sol como parte de los elementos abióticos extraterreno del ecosistema, aporta energía a un gran número de ecosistemas. Los ecosistemas se pueden interrelacionar con otros ecosistemas y con factores abióticos incluso fuera del planeta. Los organismos vivos que pertenecen a un ecosistema pueden trascender o migrar en forma temporal o permanente a otro(s) ecosistema(s). En el caso de la especie humana, ha transcendido incluso fuera del planeta con los viajes espaciales tripulados o no, a la atmósfera alta, al espacio extraterrestre y a la Luna.
· El ecosistema puede ser modificado mediante el ingenio por los seres vivos. La humanidad es factor de modificación de los ecosistemas (4). Las ciudades son ecosistemas modificados por los humanos y humanas.
· La humanidad como especie se convertido en la especie con mayor adaptación al orden natural, capaz de transitar, permanecer, transformar y explotar (a la medida de su sistema de desarrollo establecido) distintos ecosistemas (9). La nueva disciplina que estudia estos ecosistemas transformados por la especie humana se llama ecourbanismo (9).

Bibliografía

1. DINOSAURIOS y otros animales prehistóricos de A a la Z. Michael Benton. Ediciones Larousse Chile S.A de C.V. Santiago de Chile.1997.
2. El Universo Desbocado. Paul Davies. Biblioteca Científica SALVAT. Salvat Editores. Barcelona, España. 1985.
3. Reflexiones Ecológicas. Colección: Ciencias de la Tierra. Serie: Ecología. Rafael Pérez Clavier. Consejo de Publicaciones. Universidad de los Andes. Mérida. 1993
4. Contribuciones sobre AMBIENTE Y ECOLOGIA. Marcelo Monnot Caridad. Colección Manatará. Parra Editores. PAEDICA. Maracaibo.1996.
5. Diccionario de Ciencias Ambientales y Desarrollo Sustentable. Pablo Ramírez y Pablo González. Colección Minerva Nº 28. Los Libros de El Nacional. Editorial CEC S.A. 2005.Maracay, Venezuela.
6. Ecología, Ciencia Subversiva. Jesús Antonio Aguilera. Colección Letra Viva. 6ª Edición. Monte Ávila Editores C.A. Caracas. 1980.
7. Ecología. El Puente entre ciencia y sociedad. Eugene P. Odum y Fausto O. Sarmiento. Traducción y adaptación: fausto O. Sarmiento. Mc Graw-Hill Interamericana. México2001.
8. Teoría de Sistemas región y problemática ambiental. Clara Acosta de Añez y Otilia Fernández. Editorial de la Universidad del Zulia. Maracaibo. 1997.
9. MORAL ECOLOGISTA. Condición del Siglo XXI. Roberto Díaz García. Panorama editorial. México. 1998.